Trabajo colaborativo + CBL en matemáticas

, , No Comments

La actividad que hemos realizado durante 2 días, en la hora de matemáticas, es una mezcla de CBL (Challengue based Learning o ‘aprendizaje basado en proyectos’) ytrabajo Cooperativo. Ocho alumnos, de entre aquellos que están trabajando por ‘proyectos personales’ –tanto dentro como fuera del aula-, crearon una actividad basada en las fracciones, con la que dirigirían la dinámica del aula durante tres días.


  1. Las premisas para crear la actividad eran muy simples:
  2. La clase se divide en siete grupos; por lo que, descontando a los ocho ‘directores de cada actividad’,  cada grupo estaría compuesto por 2 o 3 miembros. Deben tenerlo en cuenta.
  3. La actividad no puede durar más de 10 minutos.
  4. Ha de estar centrada en un aspecto concreto de las fracciones (fracciones mixtas, suma de fracciones, representación de fracciones, etc.)
  5. Ha de seguir distintas fases: explicativa, manipulativa y cooperativa.
Al finalizar los 10 minutos, cada ‘director’ de actividad giraría siguiendo el siguiente esquema. Si os fijáis en el dibujo:



siempre hay un director que queda libre, dado que no tiene ningún grupo asociado (hay siete grupos  y ocho directores).  El director que queda libre en cada turno  tiene la misión de evaluar a uno de sus compañeros  –el que se encuentra en la mesa ‘uno’– en función de la siguiente rúbrica:


 Es decir, al finalizar los ocho turnos  (dos clases de unos 40´) cada uno de ellos habrá sido evaluado por otro de los compañeros de proyecto.

En general, los beneficios de realizar una actividad de este tipo son muchos: 
  • Les ayuda a escuchar y respetar a  sus iguales, pues todos terminan valorando el tiempo que los ‘directores de actividad’ han dedicado a generar cada ejercicio. 
  • Los directores, valoran mucho que sus compañeros les dejen ejercer de ‘verdaderos maestros’… aunque sea sólo por un rato. 

Un alumno, preguntado a este respecto, señala: “ parece una forma de aprender muy divertida. Aprendemos jugando. Se han currado mucho las actividades, y cuando teníamos dudas nos respondían todas con una sonrisa: y no me han tratado mal nunca”.

Pero sobre todo, ‘que un niño explique a otro niño’ crea una situación de la que muchas veces los maestros no somos conscientes: el lenguaje se adapta… tanto para el que habla como para el que escucha. Dice otro alumno: “He entendido más cosas y mejor. Había cosas que me liaba o que se me daban mal, y que ahora se me dan mejor… Lo ha explicado con mis propias palabras”.

Si nada lo impide, repetiremos.

Luis Alberto Hoyos

Esto es iPad Mobile Learning
iPad en la Educación

0 comentarios:

Publicar un comentario