Cómo estudiar con un iPad (o con cualquier tecnología)

, , 1 comment
Muchas veces nos planteamos que las nuevas tecnologías cambian nuestra forma de aprender. Es cierto en parte.

Hoy en día parece que la memorización “a la antigua usanza” no tiene mucho sentido ya que a través de las redes podemos disponer de toda la información que busquemos en cualquier momento. Y con el nuevo término “infoxicación” diríamos que tenemos demasiada información disponible sobre casi cualquier tema.

Por eso es cada vez es más importante el porqué de las cosas y no sólo el qué o el cuándo. Es decir saber discernir qué información es más veraz y aprender a tener juicio crítico. Para eso el profesor es pieza clave en la educación ya que guía a los alumnos escogiendo la información más conveniente en cada caso y haciéndola más digerible a nuestros alumnos.

Aún así en Tajamar tenemos claro que las nuevas metodologías hacen más asequible el aprendizaje, más personal, más cercano y motivante, pero que como explicaba Gregorio Luri en su artículo del Mundo (véase el artículo) “no hay alternativa pedagógica a los codos”. Por eso aún teniendo un acceso continuo a la tecnología y a la información es necesario e insustituible el estudio y el esfuerzo.

Por eso os mostramos este simpático vídeo de un alumno que muestra cómo él estudia haciendo un stopmotion de motu propio que luego nos compartió. Le pedimos permiso para publicarlo y os lo mostramos al final del artículo.
También os compartimos algunas de las claves que se intentan transmitir a las familias y alumnos de cómo se estudia (con o sin tecnología):
  • Tanto en primaria como en secundaria se explican técnicas de estudio para “aprender a aprender” ya que siempre se puede aprender a estudiar mejor.
  • Es muy difícil estudiar “simplemente mirando y leyendo el libro”. 
  • Por eso se recomienda escribir:
    • hacer esquemas o resúmenes a la vez que se estudia
    • escribir hace que lo que estudiamos entre en nuestro cerebro por más canales. La vista al leer y el “tacto” al escribir. 
    • Además hace más fácil la concentración ya que nos fuerza a estar atento y sacar las ideas fundamentales de los textos que estudiamos.
  • Estudiar día a día, puesto que las cosas se nos olvidan si estudiamos con tiempo, todo aquello que hayamos trabajado haciendo resúmenes y esquemas lo hemos adelantado para la época de exámenes. Es un estudio eficaz.
  • También quitar distractores:
    • Los típicos de la mesa, según cada cuál sabrá qué le distrae o no. (en el ejemplo del vídeo se ve que no le distrae la cantidad de cosas de la mesa)
    • La WIFI. Si, se estudia sin wifi siempre que esta sea un foco de distracción.
      • Uno puede consultar antes lo que necesite: el blog de clase, el correo, etc.
      • Y cuando sabe lo que tiene que hacer apaga la wifi para evitar interrupciones “evitables”.
      • Siempre se puede activar en caso de necesitarla.


El asunto de apagar la WIFI hay mucha gente que todavía no se le ocurre, pero es una buena práctica no solo para estudiar, sino apagar los datos del móvil, la wifi y la conexión permanente ayuda a centrarse más en los que nos rodean y a saber vivir “desconectado”. Ayuda a tener interioridad; a descubrir la naturaleza; a descubrir la profundidad de un buen libro; a tener señorío sobre lo urgente e inmediato de las nuevas tecnologías…





También os dejamos un par de artículos que hablan del tema:

1 comentario: